Catálogo de productos

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

PLACAS DE TORNEADO Y FRESADO

(HERRAMIENTA DE CORTE)

Indice de placas de torneado y fresado

INTRODUCCIÓN

Función de las placas de torneado y fresado

Las placas de torneado y fresado son componentes esenciales en los procesos de mecanizado, utilizadas para cortar, dar forma y acabar materiales en la industria manufacturera. Estas placas tienen bordes afilados y geometrías específicas para realizar cortes precisos y formar superficies en la pieza de trabajo. También influyen en el rendimiento y la productividad al permitir altas velocidades de corte y cambios rápidos de herramienta. Su diseño versátil con insertos intercambiables proporciona flexibilidad y adaptabilidad. El mantenimiento regular y el reemplazo oportuno de placas desgastadas son fundamentales para un rendimiento óptimo. En resumen, las placas de torneado y fresado desempeñan un papel crucial en el mecanizado al permitir el corte, la formación y el acabado de materiales, influyendo en la eficiencia y calidad del proceso.

TIPOS DE PLACAS DE TORNEADO Y FRESADO

Placas de torneado

Las placas de torneado, también conocidas como plaquitas de corte, son componentes esenciales en los tornos utilizados en el mecanizado cilíndrico de piezas. Estas placas, fabricadas con materiales resistentes al desgaste como el carburo de tungsteno, cerámica o PCD (diamante policristalino), desempeñan un papel crucial en el proceso de corte. Su diseño intercambiable permite cambios rápidos de herramienta, lo que aumenta la eficiencia y la flexibilidad en el mecanizado. Las placas de torneado están disponibles en una amplia gama de geometrías y ángulos de inclinación, lo que las hace adecuadas para diferentes tipos de corte, como desbaste, acabado, ranurado o roscado. La elección adecuada de la placa de torneado, considerando el material a mecanizar, el tipo de corte y la calidad requerida, es fundamental para obtener resultados de corte precisos y de alta calidad. En resumen, las placas de torneado desempeñan un papel clave en el mecanizado cilíndrico al proporcionar cortes eficientes y precisos en los tornos.

Existen varios tipos de placas de torneado utilizadas en diferentes aplicaciones de mecanizado en tornos. A continuación, se presentan algunos de los tipos más comunes:

  • Placas de torneado de desbaste: Estas placas están diseñadas con una geometría robusta y bordes cortantes resistentes para el mecanizado de desbaste, que implica la eliminación rápida y eficiente de grandes cantidades de material.
  • Placas de torneado de acabado: Estas placas tienen una geometría más precisa y filos de corte más afilados para lograr un acabado de alta calidad en la pieza de trabajo. Son ideales para el mecanizado de precisión y la obtención de superficies lisas y libres de imperfecciones.
  • Placas de torneado de ranurado: Estas placas están diseñadas específicamente para el fresado de ranuras en la pieza de trabajo. Tienen una geometría adecuada para crear ranuras rectas, ranuras en T, ranuras en forma de D y otros tipos de ranuras.
  • Placas de torneado de roscado: Estas placas tienen una geometría especializada para la creación de roscas internas o externas en la pieza de trabajo. Permiten cortes precisos y consistentes para la formación de hilos.
  • Placas de torneado de perfilado: Estas placas están diseñadas con geometrías específicas para el perfilado de formas complejas en la pieza de trabajo. Se utilizan para crear perfiles personalizados, como contornos curvos o formas irregulares.

Estos son solo algunos ejemplos de tipos de placas de torneado. Cada tipo tiene sus propias características y se utiliza para aplicaciones específicas en el mecanizado de piezas en tornos. La elección del tipo de placa de torneado depende del tipo de corte requerido, el material de la pieza de trabajo y los resultados deseados.

 

Placas de fresado

Las placas de fresado, también conocidas como fresas, son componentes clave en las fresadoras utilizadas en el mecanizado de superficies y perfiles en la industria manufacturera. Estas placas están diseñadas con bordes cortantes y geometrías específicas para realizar cortes precisos y dar forma al material de la pieza de trabajo. Las placas de fresado pueden ser de diversos tipos, como fresas de cara para fresado frontal y desbaste, fresas de perfil para crear perfiles y formas específicas, y fresas de ranuras para el fresado de ranuras y canales.

La elección adecuada de la placa de fresado es fundamental para obtener resultados óptimos en el mecanizado. Factores como la geometría de la placa, el tipo de material a mecanizar y la calidad de acabado requerida deben tenerse en cuenta. Además, la velocidad de corte, el avance y la refrigeración adecuada también son importantes para lograr un mecanizado eficiente y de alta calidad.

Las placas de fresado permiten realizar una amplia variedad de operaciones de mecanizado, desde desbaste hasta acabado fino, y son esenciales en la producción de piezas con precisión y calidad.

Existen varios tipos de placas de fresado que se utilizan en diferentes aplicaciones de mecanizado. A continuación, se presentan algunos de los tipos más comunes:

  • Placas de fresado de cara (fresas frontales): Estas placas están diseñadas con cortadores en la parte frontal y se utilizan principalmente para el fresado frontal y el desbaste de superficies planas. Son ideales para eliminar grandes cantidades de material rápidamente.
  • Placas de fresado de perfil: Estas placas tienen geometrías especiales para dar forma a perfiles y formas específicas en la pieza de trabajo. Se utilizan para fresar superficies curvas, ranuras en T, perfiles complejos y otros contornos personalizados.
  • Placas de fresado de ranuras: Estas placas están diseñadas con ranuras o cortadores en el perímetro y se utilizan para fresar ranuras y canales en la pieza de trabajo. Son ideales para crear ranuras rectas, ranuras en T, ranuras en forma de D y otros tipos de ranuras.
  • Placas de fresado de ranurado en rampa: Estas placas tienen una geometría especial que permite el fresado en rampa, es decir, el mecanizado de superficies inclinadas. Se utilizan para fresar ranuras inclinadas, rampas, taladros inclinados y otros perfiles en ángulo.
  • Placas de fresado de alta alimentación: Estas placas están diseñadas con geometrías especiales que permiten un alto avance durante el fresado. Se utilizan para el mecanizado de materiales difíciles o en operaciones de fresado de alta velocidad.

Estos son solo algunos ejemplos de tipos de placas de fresado. Cada tipo tiene sus propias características y se utiliza para aplicaciones específicas en el mecanizado de piezas. La elección del tipo de placa de fresado depende del tipo de corte requerido, el material de la pieza de trabajo y los resultados deseados.

Brocas de centro

Las brocas de centro son una herramienta de corte que se utiliza para crear un agujero inicial en el centro de una pieza de trabajo, lo que ayuda a guiar la broca para perforar un agujero más grande y preciso. A continuación, se describen los tipos de brocas de centro más comunes:

  • Brocas de centro HSS: estas brocas están hechas de acero de alta velocidad y son las más comunes. Son adecuadas para perforar materiales blandos y metales de baja a media dureza. Tienen una punta afilada que permite un fácil centrado y una mayor precisión.
  • Brocas de centro de carburo de tungsteno (TCT): estas brocas están hechas de una aleación de carburo de tungsteno y cobalto, lo que les da una mayor resistencia y durabilidad que las brocas de centro HSS. Son adecuadas para perforar metales duros, como acero inoxidable y aleaciones de titanio, y tienen una vida útil más larga que las brocas de centro convencionales.
  • Brocas de centro de cobalto: estas brocas están hechas de una aleación de cobalto y acero de alta velocidad, lo que les da una mayor resistencia y durabilidad que las brocas de centro HSS. Son adecuadas para perforar metales duros, como acero inoxidable y aleaciones de titanio, y son más efectivas a altas velocidades de corte.
  • Brocas de centro de diamante: estas brocas están recubiertas con una capa de polvo de diamante y se utilizan para perforar materiales extremadamente duros, como cerámica y vidrio endurecido. Tienen una vida útil más larga que las brocas de centro convencionales y pueden ser bastante costosas.

CONSIDERACIONES IMPORTANTES

Al utilizar placas de torneado y fresado, es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones:

Material de la placa

El material utilizado en las placas de torneado y fresado puede variar dependiendo de las necesidades y aplicaciones específicas. Algunos de los materiales más comunes utilizados en la fabricación de estas placas incluyen:

Carburo de tungsteno (widia): Es uno de los materiales más populares debido a su alta resistencia al desgaste y dureza. Las placas de carburo de tungsteno son adecuadas para una amplia gama de materiales y se utilizan en diversas aplicaciones de mecanizado.

Cerámica: Las placas de cerámica son conocidas por su excelente resistencia al calor y capacidad de alta velocidad de corte. Son adecuadas para el mecanizado de materiales duros y abrasivos.

PCD (diamante policristalino): Las placas de PCD son reconocidas por su dureza y resistencia al desgaste. Son ideales para el mecanizado de materiales no ferrosos, como aluminio y cobre, y ofrecen una excelente vida útil de la herramienta.

HSS (acero de alta velocidad): Aunque menos comunes en aplicaciones de torneado y fresado, las placas de HSS son utilizadas en ciertos casos, especialmente cuando se requiere mecanizar materiales más blandos.

Geometría de la placa

La geometría de la placa de torneado y fresado es un aspecto crucial que determina su rendimiento y capacidad de corte. Algunos de los elementos geométricos más importantes de una placa incluyen:

  • Ángulo de incidencia (ángulo principal): Es el ángulo formado entre la línea de referencia de la placa y la dirección del corte. Este ángulo determina la dirección y la fuerza de corte, así como la evacuación de virutas.
  • Ángulo de desprendimiento (ángulo secundario): Es el ángulo formado entre la línea de referencia de la placa y la superficie de desprendimiento de virutas. Este ángulo influye en la forma y el grosor de las virutas producidas durante el corte.
  • Radio de punta: Es el radio de la punta de corte de la placa. Un radio más pequeño permite un mecanizado más preciso y una mayor resistencia al desgaste, mientras que un radio más grande es adecuado para desbastes rápidos.
  • Geometría del filo de corte: La forma y el perfil del filo de corte pueden variar según la aplicación. Algunas formas comunes incluyen filos rectos, filos en forma de V, filos redondeados y filos positivos/negativos.
  • Ángulo de desprendimiento lateral: Este ángulo se refiere al ángulo de inclinación lateral del filo de corte. Puede influir en la suavidad del corte, la evacuación de virutas y la resistencia al desgaste.

La selección de la geometría de la placa depende del material a mecanizar, la velocidad de corte, el tipo de operación (desbaste, acabado, perfilado, etc.) y otros factores específicos. Los fabricantes de herramientas y expertos en mecanizado pueden proporcionar recomendaciones y asesoramiento sobre la geometría de la placa más adecuada para cada aplicación.

Sistema de sujeción

El sistema de sujeción de las placas de torneado y fresado es fundamental para asegurar la estabilidad y precisión durante el mecanizado. Algunos de los sistemas de sujeción más comunes son:

  • Sistemas de sujeción por tornillo: Utilizan tornillos para fijar la placa al portaherramientas o al cabezal del torno. Pueden ser sistemas de sujeción directa o mediante adaptadores intercambiables.
  • Sistemas de sujeción por pinza: Utilizan pinzas de sujeción para sujetar la placa en su lugar. Estas pinzas se aprietan mediante un dispositivo de sujeción específico, como un mandril de pinzas.
  • Sistemas de sujeción por cuña: Utilizan una cuña para asegurar la placa en el portaherramientas. La cuña se aprieta y bloquea la placa en su posición.
  • Sistemas de sujeción hidráulica: Utilizan presión hidráulica para sujetar la placa de manera segura. Se utilizan cilindros o actuadores hidráulicos para aplicar la presión necesaria.
  • Sistemas de sujeción magnética: Utilizan imanes para sujetar la placa al portaherramientas. Los imanes generan una fuerza magnética que mantiene la placa en su lugar.

La elección del sistema de sujeción depende del tipo de máquina, la aplicación específica y las preferencias del operador. Es importante asegurarse de que el sistema de sujeción utilizado sea compatible con la placa y proporcione la rigidez y estabilidad necesarias para un mecanizado preciso y seguro. Además, es esencial seguir las instrucciones del fabricante y las normas de seguridad al utilizar cualquier sistema de sujeción.

MANTENIMIENTO Y SUSTITUCIÓN DE LAS PLACAS

Las placas de torneado y fresado sufren desgaste con el tiempo debido al corte repetido y las condiciones de trabajo extremas. Es necesario realizar un mantenimiento regular y reemplazar las placas desgastadas para garantizar un rendimiento óptimo del proceso de mecanizado. Algunas consideraciones importantes incluyen:

Inspección periódica

La inspección periódica de las placas de torneado y fresado es crucial para garantizar su correcto funcionamiento y seguridad. Algunas consideraciones importantes para la inspección periódica son las siguientes:

  • Desgaste de la placa: Verificar el desgaste de la placa es fundamental. Examinar visualmente los filos de corte para detectar signos de desgaste excesivo, astillado o deterioro. El desgaste irregular puede afectar la calidad del mecanizado y comprometer la precisión de las operaciones.
  • Estado de los filos de corte: Comprobar la integridad y nitidez de los filos de corte es esencial. Los filos desafilados o dañados deben ser afilados o reemplazados según sea necesario para mantener un rendimiento óptimo.
  • Inspección de la geometría: Verificar la geometría de la placa es importante para asegurar que cumpla con las especificaciones requeridas. Esto implica revisar los ángulos de incidencia, ángulos de desprendimiento y radii de punta para garantizar que estén dentro de los rangos recomendados.
  • Verificación de la sujeción: Inspeccionar el sistema de sujeción para asegurarse de que esté funcionando correctamente. Comprobar la firmeza de los tornillos, pinzas, cuñas u otros componentes utilizados para sujetar la placa y garantizar que no haya holguras o movimientos indeseados.
  • Limpieza y lubricación: Limpiar y lubricar adecuadamente las placas y los sistemas de sujeción ayuda a prolongar su vida útil. Eliminar residuos de virutas, aplicar lubricante según las recomendaciones del fabricante y asegurarse de que los mecanismos de sujeción se muevan suavemente.

Es importante realizar estas inspecciones periódicamente, siguiendo las recomendaciones del fabricante y las buenas prácticas de mantenimiento. La frecuencia de inspección puede variar según el nivel de uso y las condiciones de trabajo, pero se recomienda realizar inspecciones antes y después de cada uso, así como inspecciones más exhaustivas a intervalos regulares.

Criterios de reemplazo

El reemplazo de las placas de torneado y fresado debe realizarse cuando se cumplan ciertos criterios. Algunos de los criterios comunes para el reemplazo de las placas son los siguientes:

  • Desgaste excesivo: Si las placas presentan un desgaste significativo en los filos de corte, lo que resulta en un rendimiento deficiente o una calidad de mecanizado inferior, es necesario reemplazarlas. El desgaste excesivo puede afectar la precisión y eficiencia del corte.
  • Daños y astillado: Si las placas están dañadas, astilladas o tienen grietas, deben ser reemplazadas de inmediato. Estos daños pueden afectar negativamente el rendimiento de la herramienta y pueden conducir a fallas catastróficas.
  • Pérdida de geometría: Si la geometría de la placa, como los ángulos de corte o el radio de punta, ha cambiado significativamente debido al desgaste o daño, es necesario reemplazarla. La pérdida de geometría puede afectar la precisión y la calidad del mecanizado.
  • Rendimiento deficiente: Si las placas no logran cumplir con los requisitos de corte, como la velocidad de avance, la calidad superficial o la evacuación de virutas, a pesar de afilarlas o ajustarlas, puede ser necesario reemplazarlas por placas nuevas más adecuadas para la aplicación.
  • Vida útil alcanzada: Las placas tienen una vida útil determinada, que varía según el material, el tipo de mecanizado y las condiciones de corte. Si las placas han alcanzado su vida útil recomendada por el fabricante, es aconsejable reemplazarlas para mantener un rendimiento óptimo y evitar fallos inesperados.

Es importante tener en cuenta que los criterios de reemplazo pueden variar según el tipo de placa, la aplicación y las condiciones de trabajo. Se recomienda seguir las recomendaciones del fabricante y realizar inspecciones regulares para evaluar el estado de las placas y determinar si es necesario su reemplazo.

Procedimiento de reemplazo

El procedimiento de reemplazo de placas de torneado y fresado puede variar ligeramente según el tipo de máquina y el sistema de sujeción utilizado. Sin embargo, a continuación se presenta un procedimiento general que puede seguirse:

  • Preparación: Antes de comenzar el reemplazo, asegúrese de tener las herramientas necesarias, como llaves, destornilladores u otros dispositivos de sujeción requeridos para desmontar las placas antiguas y colocar las nuevas.
  • Desmontaje: Si hay algún sistema de sujeción, como tornillos o pinzas, afloje o retire las sujeciones que mantienen la placa antigua en su lugar. Siga las instrucciones del fabricante o consulte el manual de la máquina para realizar esta operación de manera segura.
  • Extracción: Una vez que las sujeciones estén aflojadas, retire con cuidado la placa antigua del portaherramientas o cabezal de la máquina. Tenga precaución de no dañar otros componentes durante este proceso.
  • Limpieza: Antes de instalar la nueva placa, limpie adecuadamente el área de montaje para eliminar cualquier residuo o virutas. Esto ayudará a asegurar un ajuste adecuado y una sujeción firme.
  • Instalación: Coloque la nueva placa en el portaherramientas o cabezal de la máquina, asegurándose de que esté correctamente alineada. Utilice las herramientas adecuadas para apretar las sujeciones, ya sea tornillos, pinzas o cualquier otro sistema de sujeción utilizado, para fijar la placa en su lugar. Asegúrese de seguir las recomendaciones de apriete del fabricante para evitar daños o deformaciones.
  • Verificación: Una vez instalada la nueva placa, verifique que esté firmemente sujeta y correctamente alineada. Realice una inspección visual para asegurarse de que la placa esté correctamente montada y no haya problemas visibles.
  • Ajustes finales: Si es necesario, realice los ajustes finales en la máquina o el sistema de sujeción para asegurar un rendimiento óptimo de la nueva placa. Esto puede incluir la configuración de parámetros de corte, verificación de alineación y calibración según sea necesario.

Es importante seguir las instrucciones específicas del fabricante de la máquina y las recomendaciones de seguridad al realizar el reemplazo de las placas. Siempre que sea posible, consulte el manual de la máquina o busque orientación de un experto en herramientas de corte si no está seguro de los procedimientos adecuados.

Mantenimiento adecuado

El mantenimiento adecuado de las placas de torneado y fresado es esencial para garantizar un rendimiento óptimo y una vida útil prolongada. Aquí se presentan algunas consideraciones para un mantenimiento adecuado:

  • Limpieza regular: Después de cada uso, limpie las placas de cualquier residuo de virutas o suciedad. Utilice un cepillo suave o un soplador de aire comprimido para eliminar las partículas de la superficie de corte y las áreas de sujeción. Evite el uso de herramientas abrasivas que puedan dañar las placas.
  • Inspección visual: Realice una inspección visual periódica de las placas para detectar cualquier desgaste, daño o astillado. Si encuentra alguna anomalía, considere su reemplazo o reparación según sea necesario.
  • Afiliado y reafilado: Mantenga los filos de corte en condiciones óptimas afilándolos regularmente. Utilice herramientas y técnicas adecuadas para el afilado, siguiendo las recomendaciones del fabricante. Si los filos están dañados o desgastados irreparablemente, considere reemplazar la placa.
  • Almacenamiento adecuado: Cuando las placas no estén en uso, guárdelas en un lugar limpio y seco para evitar la corrosión y el deterioro. Use estuches o contenedores específicos para protegerlas de posibles daños y asegúrese de que estén correctamente etiquetadas y organizadas para facilitar su identificación.
  • Lubricación: Algunas placas pueden requerir lubricación en áreas específicas para reducir la fricción y el desgaste. Consulte las recomendaciones del fabricante sobre qué tipo de lubricante utilizar y cómo aplicarlo correctamente.
  • Mantenimiento del sistema de sujeción: Si las placas están sujetas mediante un sistema de sujeción, como tornillos o pinzas, asegúrese de que estos componentes estén en buenas condiciones y apretados correctamente. Revise regularmente su estado y realice el mantenimiento necesario, como el reemplazo de tornillos desgastados o la limpieza de pinzas.
  • Capacitación y documentación: Asegúrese de que los operadores estén debidamente capacitados en el manejo y cuidado de las placas. Mantenga registros adecuados de mantenimiento, incluyendo fechas de inspección, reemplazo de placas y otros ajustes realizados.

Siguiendo estos pasos y siguiendo las recomendaciones del fabricante, puede asegurar un mantenimiento adecuado de las placas de torneado y fresado, lo que contribuirá a un rendimiento confiable y prolongará su vida útil.

CONCLUSIONES

Las placas de torneado y fresado son herramientas esenciales en los procesos de mecanizado. Su correcta selección, mantenimiento y reemplazo son fundamentales para garantizar cortes precisos y eficientes. El material, geometría y sistema de sujeción deben ser considerados cuidadosamente. El mantenimiento regular, incluyendo limpieza, inspección y afilado, prolonga la vida útil de las placas. El reemplazo oportuno de placas desgastadas o dañadas es necesario para mantener la calidad del mecanizado. El sistema de sujeción debe ser inspeccionado y mantenido adecuadamente para evitar vibraciones y movimientos indeseados. Entender y aplicar correctamente las funciones, tipos, mantenimiento y reemplazo de las placas de torneado y fresado asegura un rendimiento óptimo, seguridad y durabilidad en los procesos de mecanizado.

En resumen:

  • Las placas de torneado y fresado son componentes esenciales en los procesos de mecanizado, proporcionando una superficie de corte resistente y afilada.
  • Existen diferentes tipos de placas según el proceso de mecanizado y sus características específicas.
  • El material, la geometría y el sistema de sujeción son consideraciones importantes al seleccionar y utilizar las placas.
  • El mantenimiento regular y el reemplazo oportuno de las placas desgastadas son fundamentales para garantizar un rendimiento óptimo y una vida útil prolongada de las herramientas de corte.
 

¿TE AYUDAMOS ?